¿Se puede vivir del diseño?. 10 razones por las que yo pienso que sí se puede

¿Se puede vivir del diseño?

Hace unos años me hicieron esta pregunta: ¿se puede vivir del diseño?, y mi respuesta (como no podía ser de otra forma), fue rotundamente afirmativa: todo el mundo puede vivir del diseño.

A continuación te doy 10 razones por las que tú mismo puedes vivir del diseño:

  1. Cualquier cosa en el mundo ha sido diseñada al menos dos veces

    La principal razón y por encima de cualquier otra es esta: quiero que pienses en cualquier objeto cotidiano que se te venga a la cabeza, quizás tu teléfono, tu coche, tu televisor… cualquier objeto que te imagines ha sido diseñado al menos dos veces antes de ser fabricado: el primer diseño surge en la cabeza del diseñador y la segunda vez es cuando se plasma en papel, en lienzo, en arcilla o incluso en el programa de diseño que utilice el artista. ¿Alguna vez te has detenido a pensar esto?, existen millones y millones de objetos fabricados por el hombre, es un mercado tan grande que se hace imposible pensar que no haya un hueco para ti.

  2. Pasión por el diseño

    Otra razón importante por la que puedes vivir del diseño tiene una estrecha relación contigo: tus gustos, tus necesidades, tus sueños… Si siempre te ha gustado el diseño, la creatividad, el arte, etc ya tienes gran parte del camino recorrido, sólo te falta un poco de formación y mucha determinación y constancia. Inscríbete en alguna Escuela de Arte, recibe cursos, indaga, investiga… cualquier conocimiento que adquieras por ti mismo nunca lo olvidarás.

  3. Dedicación y constancia

    Ten en cuenta que cualquier persona que conozcas que viva del diseño ha tenido que empezar de cero en algún momento, nadie nace sabiendo hacer las cosas, y como en cualquier otra profesión, en el diseño hay muchos momentos de ensayo y error, de ver que las cosas no salen como tú quieres, de rediseñar por tercera vez la misma pieza… no pretendas ser como esa gente en la que te quieres ver reflejado, seguramente te sacan muchísimos años de experiencia. Debido a esto, esos son los comienzos que no debes perderte, tienes que cometer tú mismo tus propios errores.

    El tercer punto por el que se puede vivir del diseño es este: el diseño es una profesión en la que hay que exigirse, innovar y equivocarse, si eres constante y cumples esto seguro que hay un lugar para ti.

  4. Experiencia profesional

    Hay muchas empresas que no saben lo que quieren o lo que necesitan, son perfectas para ti que estas empezando, si eres hábil en el trato al público sabrás darles a entender que tus servicios son lo que ellos necesitan. No me malinterpretes, pero sobre todo no te engañes a ti mismo, no quiero decir que sólo puedas optar por clientes con poco presupuesto o sin las ideas claras, me refiero a que el tipo de clientes que no tienen claras sus necesidades ni sus objetivos son los clientes perfectos para que puedas ganar esa experiencia que te falta

    A todos nos gustaría tener como clientes grandes multinacionales, pero sinceramente… ¿estás preparado para dar el servicio que este tipo de empresa demanda?.

  5. Intrusismo profesional

    En cualquier rama de la informática (y el diseño no va a ser la excepción), hay personas que por sus circunstancias personales o profesionales se han visto obligadas a trabajar en una rama profesional que no era la suya. Que una persona sea capaz de dejar su profesión o formación para dedicarse a otra muy distinta es digno de alabar, hay que sacrificar muchas cosas para comenzar un proyecto nuevo, los comienzos son duros y los cambios requieren mucho sacrificio.

    Yo conozco periodistas que se dedican a hacer páginas web con WordPress, que imparten formación en Office… Si este es tu caso y caes en el diseño rebotado de cualquier otra profesión… ¡adelante, también hay un hueco para ti!, pero no lo olvides, debes ganarte ese puesto, trabaja duro y sé honesto contigo mismo y con tus clientes.

  6. Tu Creatividad

    El diseño es un arte, y como todo arte, requiere de una creatividad, inspiración o como quieras llamarlo. Si eres menos creativo que un mono entonces comienza siendo técnico, es decir, aprenden técnicas que utilicen otros artistas… ¡Si, eso es lo que quiero decir: COPIA, copia lo que hacen otros!, aprende sus trucos, flujo de trabajo, sus técnicas. Cuando tengas metido en tu cerebro cómo hacer las cosas entonces podrás crear algo nuevo implementando una técnica de un artista y otra de otro artista. Te aseguro que antes de lo que crees y casi sin darte cuenta tendrás una forma de diseñar que te definirá, y será la que refleje quién eres, porque ya no estarás copiando de los demás, estarás creando con los conocimientos que has adquirido.

  7. Por Envidia

    ¿Cómo?, ¿la envidia?, ¿conoces a alguien que se haya metido en el mundo del diseño por envidia?. Lo cierto es que conozco mucha gente y he tenido cientos de alumnos a lo largo de mi carrera profesional, pero no conozco a nadie, ni una sola persona, que se haya dedicado al diseño (o a cualquier otra profesión) por envidia. Pero este punto número 7 tiene su razón de ser: muchas veces ha habido gente que me ha dicho que “Juanito” no es tan creativo o no tiene tantos conocimientos como él y que aún así tiene encargos, ha conseguido tal o cual cliente o cosas similares…

    Si ese es tu caso y conoces a alguien que crees que no se merece los clientes que tiene o las oportunidades que le surgen, aprovecha esa envidia (quiero pensar que es envidia sana) para ponerte manos a la obra, centrarte y trabajar muy duro para superar a esa persona (y de paso superarte a ti mismo). Haz que la envidia sea el motor que te impulse.

  8. Reconocimiento por tu trabajo

    No hay nada que te haga sentir más orgulloso que un cliente satisfecho con el trabajo que le has hecho. Esta situación tiene un doble beneficio para ti y para tu orgullo: por un lado, seguro que tú has sido el primero en sentirte orgulloso por un trabajo bien hecho, hace que tu ego se dispare y te creas un superhéroe del diseño. Por otro lado, si esa satisfacción personal se ve respaldada por una valoración positiva por parte de tu cliente, se convierte en una situación idílica y te hace sentir en una nube.

    El diseño es una de las pocas profesiones en las que todo el mundo tiene una opinión, si estas opiniones son positivas refuerzan tu profesionalidad y tu ego. Si quieres una profesión que te haga sentir superior al común de los mortales y ganar reconocimiento público, el diseño es lo que estás buscando.

  9. El Diseño es un campo muy amplio

    No sólo se trata de diseñar logos o flyers, hay todo un mundo de posibilidades para que te especialices: puedes ser diseñador gráfico, diseñador web, maquetador on y offline, diseñador de videojuegos, de aplicaciones móviles… Hay múltiples opciones en las que puedes meter tu cabecita y crearte un futuro profesional, sólo debes elegir aquella rama en la que destacas y poner todo de tu parte hasta llegar a ser un buen profesional. Pero no te engañes, nadie te dará las cosas de forma gratuita, debes esforzarte y sacrificarte más de lo que piensas para llegar a ser un auténtico profesional. Como en cualquier faceta de la vida, en el diseño hay que ser constante y debes poner todo de tu parte, no te engañes, nadie te va a regalar nada.

  10. Continuidad profesional

    Es posible que ya hayas trabajado en una agencia de publicidad o puede ser que en tu anterior empresa te ha tocado ayudar o hacerte cargo de un “departamento” de diseño. Y si además conocías el importe facturado a los clientes de tu empresa, seguro que más de una vez has pensado por qué no puedes tú montarte por tu cuenta y ofrecer esos mismos servicios a tus propios clientes.

    Esta es una buena idea, tienes la oportunidad de continuar haciendo lo que has estado haciendo durante meses o quizás años, pero esta vez serás tú mismo quien reciba los honorarios completos por tu trabajo. Pero recuerda que comienzas desde cero y no puedes ofrecer tus servicios a las empresas que contratan sus servicios a tu antiguo jefe.

Estas son las razones que yo te propongo y por las que puedes vivir del diseño, seguro que tú tienes alguna más, si es así házmelo saber en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?. Házmelo saber en los comentarios que tienes más abajo. Estoy deseando leerte.

Por último, si crees que este artículo puede ser interesante para algún amigo tuyo, te agradecería enormemente que lo compartieras con él y con todo el mundo a través de las Redes Sociales.

Puntúa este artículo:
[Total: 2 - Promedio: 3]

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Jose González Bueno.
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, exportar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad de este sitio. *