Gestión del cambio en la empresa: La regla 20-60-20

Gestión del cambio en la empresa: La regla 20-60-20

Un problema añadido en la gestión del cambio en la empresa

En este artículo vamos a ver qué es la regla 20-60-20 y cómo puede ayudar a la empresa a tomar mejores decisiones. El principal problema interno en una empresa es la comunicación, ya sea de forma interna entre los jefes y los trabajadores o entre los trabajadores mismos. Hacernos entender y que todo el mundo sepa lo que tiene que hacer en cada momento, es fundamental como jefes para poder llevar a cabo los cambios que queremos implementar en la empresa.

No importa lo gran comunicadores que seamos ni lo bien que hagamos llegar nuestras ideas a los empleados, siempre habrá miembros de nuestro equipo (o cualquier otro trabajador) que no acepten los cambios propuestos o que tendrán más problemas que otros para adaptarse a esos cambios. Es mas, habrá empleados que trabajarán de forma activa contra nuestra intención de realizar el cambio que tenemos en mente. Estos empleados no solo trabajarán activamente contra nosotros, sino que convencerán a otros trabajadores para ponerlos en nuestra contra. La mejor forma de enfrentarse a esta situación es lo que se denomina la regla del 20-60-20.

La regla 20-60-20

La regla 20-60-20 en la empresa

Cuenta la leyenda que un ejecutivo fue contratado por una gran empresa para liderar un cambio en la misma después de un escándalo. Se dice que este ejecutivo convocó una reunión de jefes y jefes intermedios y les hizo esta declaración:

El veinte por ciento de ustedes saben hacia dónde vamos y están de acuerdo con eso. El 60% de ustedes entienden la necesidad de cambio, pero se muestran escépticos de que podamos realmente conseguirlo. Mi trabajo es conquistarlos. Pero el otro 20% de ustedes no está de acuerdo con el nuevo plan y ya decidieron estar en mi contra. Solo puedo garantizarles una salida rápida y elegante.

Por supuesto que todos queremos que nuestras ideas sean interiorizadas por todos los trabajadores y aceptadas con agrado, y que todo el mundo corra entusiasmado a aplicar esas ideas y esos cambios. Pero no siempre es así.

Habrá una parte de trabajadores que no entiendan o no quieran aplicar estos cambios, ya sea por el propio miedo al cambio, porque no tienen esa visión de futuro para lograr entender la necesidad de esos cambios, o simplemente porque se niegan a cambiar. Nuestra labor como artífices de esos cambios es identificar cuanto antes a estos trabajadores y tratar de llevarlos al lado del otro 80% que está dispuesto a cambiar y aceptar lo nuevo.

Los roles de la regla 20-60-20

Antes de nada, es fundamental saber diferenciar y catalogar a los empleados con la intención de saber actuar con ellos. Los roles de la regla 20-60-20 son los siguientes:

El primer 20% son aquellos trabajadores que están muy motivados. Harán cualquier cosa por cumplir y superar las expectativas de lo que les propongas, son amables y generosos, siempre están dispuestos a mejorar y se mantienen firmes en sus valores.

El 60% son aquellas personas que son bastante buenos en su trabajo y lo realizan de una forma aceptable, que es lo que esperamos normalmente de nuestros equipos. Son generalmente buenos empleados y su rendimiento esta en la media. Ante los cambios son conservadores: se incorporan a medida que ven que los buenos resultados son confirmados. Es con ellos con quienes tenemos que hacer nuestros mejores esfuerzos y entre todos tirar para un mismo lado.

El otro 20% son los miembros de tu equipo que tienen un rendimiento improductivo, generalmente rompen algunas reglas como llegar tarde al trabajo, faltar a sus objetivos finales, y necesitan supervisión constante. Son negativos y difíciles de tratar. Por más que hagas tus mejores esfuerzos nunca estarán satisfechos y siempre se resistirán a los cambios por más que les demuestre que son para su bien. Con ellos es importante estar siempre atentos, ya que son manipuladores y pueden llegar a dañar al grupo.

Trabajador que se resiste al cambio

La importancia del 80% que sí apoya el cambio

Pero antes de ver la importancia de encontrar el 20 por ciento de tu equipo que compone a los negativos y cómo lidiar con ellos, hay que centrarse en el otro 80 por ciento. Este es el grupo de empleados que sabe a dónde te diriges y que, además de todo, te apoyan. Es fundamental identificar a los líderes de este grupo, suelen ser empleados muy motivados y comprometidos con la empresa y que influyen en el resto de compañeros. No tienen por que ser jefes de equipo ni tener titulaciones, pero si son aquellos a los que los demás compañeros miran y escuchan.

Deberás acercarte a estos trabajadores, pasar tiempo con ellos e incluso si llega el caso, decirles cuanto valoras su apoyo y ayuda con los otros trabajadores. Estos trabajadores pueden tener una gran influencia en aquellos empleados que son conscientes de la necesidad de llevar a cabo los cambios, pero tienen dudas sobre como se va a desarrollar todo el proceso.

Apóyate en estos empleados, no puedes convencer a todo el mundo tú solo. Como se suele decir: ayúdales a ayudarte.

Ayúdales a ayudarte

¿Qué ocurre con ese 20% conflictivo?

Nos surge la duda de si debemos despedir a esos trabajadores que forman parte del 20% que se niegan a aceptar y a colaborar en los cambios. No deberíamos hacerlo por una simple razón: sus opiniones podrían ser totalmente válidas aunque no apoyen el cambio, y puede ser que llegue un momento en el que esas opiniones puedan ayudarte y fortalecer tu posición de efectuar los cambios. En lugar de despedirlos inmediatamente, debemos tener en cuenta si podemos llevarlos al grupo de empleados que podemos convencer y así ir compensando los valores de la regla 20-60-20.

Esto no quiera decir que no tengamos que deshacernos de ningún empleado, debemos prescindir que aquellos que se pasan el día quejándose, que se comportan de forma cínica y que incluso trabajan activamente en contra de nuestros planes.

Es posible que alguno de estos empleados sea muy competente en su puesto, pero debemos anteponer el valor de la empresa y los cambios que vamos a llevar a cabo, antes que prescindir de un buen trabajador pero conflictivo.

Hay que centrarse en el 60%

Deberemos centrar todos nuestros esfuerzos en el 60% (que corresponde a más de la mitad de nuestro equipo). La mayoría de las empresas se centran en el 20% problemático, ya que son los trabajadores que absorben la energía y generan la mayor parte de problemas. Pero en realidad deberían centrarse en el otro 60%, no sólo porque es la mayoría de los trabajadores de la empresa, sino porque son los trabajadores que están haciendo bien su trabajo, e incluso es posible que descubras nuevos talentos que beneficien a la empresa.

Y si además conseguimos que les ayuden el primer 20% de los trabajadores que son los que están motivados, los resultados que conseguiremos motivando a este 60% será muy provechoso para la empresa.

Conclusión

Tenemos que tener en cuenta que la regla 20-60-20 requiere que cualquier trabajador que forme parte de la empresa debe estar completamente comprometido con los valores y la dirección de la empresa.

Por último, tienes que tener en cuenta que la regla 20-60-20 no tiene porqué corresponderse con estos porcentajes, es posible que en tu empresa el porcentaje de desmotivados sea del 10% o incluso del 1%. Lo importante es que sepas localizarlos e intentar incorporarlos de nuevo a la empresa, o en última instancia, deshacerte de ellos.


¿Qué te ha parecido el artículo?. Házmelo saber en los comentarios que tienes más abajo. Estoy deseando leerte.

Por último, si crees que este artículo puede ser interesante para algún amigo tuyo, te agradecería enormemente que lo compartieras con él y con todo el mundo a través de las Redes Sociales.

Puntúa este artículo:
[Total: 1 - Promedio: 4]

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Jose González Bueno.
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, exportar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad de este sitio. *