La Huella de Carbono

Tiempo estimado de lectura: 8 minutos

 

La huella de carbono que deja una web

Hoy hablaremos de la huella de carbono, un tema que hace tiempo que quería tocar. Si estás concienciado con el planeta, este artículo te interesará, y si crees que esto de cuidar el planeta no te toca de cerca… bueno, nunca está de más leer cosas al respecto 🙂

En un principio, el término huella de carbono hacía referencia al impacto que dejaba «algo» en el medio ambiente. En la actualidad se habla de nuestra huella de carbono de una forma más genérica para referirnos al impacto que nuestro estilo de vida causa en el medio ambiente.

Este estilo de vida perjudicial para el planeta (uso de combustibles fósiles, explotación agraria e industrial de materiales no biodegradables…) se traduce el aumento de los gases de efecto invernadero.

En términos sencillos, esta huella calcula todos los gases de efecto invernadero que se emiten de forma directa o indirecta.

¿Cómo se mide esta huella?

Lo primero que necesitamos para poder medirla, es establecer una unidad de medida, una obviedad, ¿cierto?.

La unidad de medida se establece en kilogramo de CO2 equivalente o tonelada de CO2 equivalente. Esto nos permite obtener un sólo número para poder medir todas las formas de contaminación por CO2.

Aunque saber los kg de CO2, los kg de CH4 (metano) o de N2O (óxido nitroso), no nos da realmente el número de kg reales de CO2 equivalente, para ello necesitamos disponer de un factor de conversión que convierta (valga la redundancia) los Kg o Tm de cada compuesto en su equivalencia de CO2. Esta equivalencia se denomina caracterización.

Para que nos hagamos una idea de los factores de caracterización, digamos que 1 kg de metano equivale al poder de calentamiento global de 21 kg de dióxido de carbono, o que 0,07 kg de óxido nitroso.

¿Qué es y cómo medir la huella de carbono de una web?

De una forma rápida, podremos definir la huella de una web como el impacto que tiene una web en el medio ambiente, es decir, la cantidad de gramos o kilogramos de CO2 que produce.

Para que te hagas una idea, se calcula que actualmente Internet consume tanta energía como todo el tráfico aéreo mundial, por lo que si quieres aportar tu granito de arena, puedes comenzar rebajando el equivalente en emisiones de tu página web.

Para saber cual es la huella de carbono de tu web, visita WebsiteCarbon.com, introduce la url de tu web y calcula tu impacto en el planeta.

Cómo reducir la huella de tu web

Esta cuestión es como la de ¿cómo hacer que mi web aparezca en primer lugar en las búsquedas de Google o cómo optimizar la velocidad de mi web?.

Me refiero a que habrá cosas que dependen de ti y otras que no podrás controlar, por lo que reducir la huella ecológica de tu web a 0, casi será una misión imposible. De todas formas, puede comenzar por seguir estos consejos.

  1. En primer lugar, debes contratar un hosting que tenga un bajo consumo eléctrico. Evidentemente, solo podrás saber cómo de ecológico es tu hosting preguntándoles… Si vas a hacerlo, pregúntales cual es la huella ecológica de la máquina que contiene tu web, y si tienen alguna otra alternativa con menos consumo.
  2. Utilizar un tema ligero, que no sea multipropósito, que no instale CSS, JS ni plugins y demás cosas innecesarias. Por ejemplo GeneratePress, Astra, OceanWP
  3. Hablando de plugins, si vas a instalar plugins de seguridad, instala uno que sea rápido y seguro, por ejemplo Loginizer.
  4. Reducir el tiempo de respuesta del servidor con un plugin del tipo Cache Enabler.
  5. Utilizar plugins de minificación del código HTML, CSS y JS. El mejor en este sentido puede ser Autoptimize.
  6. Desactivar las cosas innecesarias (carga de CSS y JS de emojis, gravatar, dashicons…) y optimizar las necesarias (compresión GZIP, caché, y otros servicios). Existe un plugin que funciona de maravilla: instalar y nada más, se llama WPO Tweaks.
  7. Utilizar un CDN (content delivery network) para almacenar tus contenidos y mostrarlos con rapidez. El CDN maximiza el ancho de banda y reduce el tiempo de respuesta en las peticiones, es decir, mostrará tus contenidos de una forma más rápida sin sobrecargar tu hosting.
  8. Utilizar plugins de caché para almacenar tu web. Por rendimiento, los mejores son WP Rocket, WP Super Cache, y W3 Total Cache.
  9. Utiliza el sentido común, no instales plugins ni temas porque sí, debes revisar su documentación para saber exactamente que cosas hace y qué archivos instala para llevarlo a cabo.

Si te interesa el tema, te recomiendo que veas otras 17 maneras de hacer que tu sitio web sea más eficiente energéticamente hablando.

¿Quieres más información de cómo puedes reducir tu huella ecológica en general?, visita la web de Global Footprint Network.

Si ya tengo una web funcionando, ¿qué puedo hacer?

Está claro que cambiar tu estrategia de negocio, en ocasiones será prácticamente imposible, pero sí que puedes hacer al menos un mínimo que puede estar en tu mano.

Si tienes una tienda virtual, puedes concienciar a tus clientes, proveedores, transportistas… de que tu tienda ayuda a combatir el cambio climático, invirtiendo en proyectos orientados a reducir el dióxido de carbono presente en la atmósfera. Para ayudarte, existen plugins como CO2ok for Woocommerce.

También puedes pagar tú directamente los gastos de las emisiones de Co2 (o hacérsela pagar a tus clientes), y que ese sobrecoste vaya destinado a proyectos de conservación y de reforestación. Si te interesa este planteamiento, puedes usar el plugin Reforestum – Carbon neutral products at checkout.

Si tienes una página web normal, y quieres compensar (pagando, evidentemente), las emisiones que generan las visitas a tu página web, utiliza el plugin Carbon Offset.

Mi web

Cada vez que alguien visita mi página web, josegonzalezbueno.com, se producen sólo 0,42 gr de CO2.

Eso significa que, en un año en el que mi página tenga 10.000 páginas vistas aproximadamente, genero 50,61 Kg de CO2, el mismo peso que 0,34 luchadores de sumo y tanto CO2 como hervir agua para 6.858 tazas de té.

Genero tanto CO2 como 54 mil millones de burbujas (eso son muchas burbujas). Emito la misma cantidad de carbono que absorben 3 árboles en un año y produzco el equivalentes a 118 kWh de energía. Eso es suficiente electricidad como para conducir un coche eléctrico durante 752 km.

Esta es la huella de carbono de mi web
Esta es la huella de carbono de mi web

En definitiva,

Mi web es sostenible
Mi web es sostenible


¿Qué te ha parecido el artículo?. Házmelo saber en los comentarios que tienes más abajo. Estoy deseando leerte.

Por último, si crees que este artículo puede ser interesante para algún amigo tuyo, te agradecería enormemente que lo compartieras con él y con todo el mundo a través de las Redes Sociales.

Puntúa este artículo:
[Total: 0 - Promedio: 0]

Puede que también te interese...

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Jose González Bueno.
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros, salvo por imperativo legal.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, exportar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad de este sitio. *