El origen de la Comic Sans

Este es el origen de la Comic Sans explicado por su creador

En este artículo te muestro el origen de la Comic Sans, esa tipografía tan odiada por los diseñadores como tan amada por el resto de personas del planeta.

¿Sabías que la Comic Sans no fue diseñada como una tipografía, si no como una solución a un problema?, ¿o que su destino era una aplicación de gestión llamada Microsoft Bob?

Microsoft Bob, el origen de la Comic Sans

Un poco de historia

En Microsoft  en el año 1994 a Vincent Connare le encargaron el diseño de una tipografía para una aplicación de gestión (todavía en versión beta) llamada Microsoft Bob. La interfaz de usuario, que pretendía ser amable y divertida, recreaba el interior de una casa donde cada mueble u objeto de la habitación estaba asociado a una función.

En Bob aparecía un perro llamado Rover que ofrecía ayuda al usuario y fue este el que detonó la aparición de la Comic Sans.

La mascota hablaba mediante bocadillos de cómic escritos en Times New Roman. Vincent Connare vio que se debía cambiar la tipografía con urgencia ya que esta no se adecuaba al estilo de la aplicación.

La gestación de la idea

El diseñador, inspirado en los cómics que tenía alrededor, empezó a esbozar una nueva tipografía. Se basó en el espaciado programado para la Times New Roman pero trató de imitar el trazo manual y las mayúsculas que se utilizaban en los cómics.

Como resultado de todo este proceso de análisis y esbozos, nació la Comic Sans, diseñada con una serie de características que hacen de ella una tipografía muy peculiar y distintiva.

Sus rasgos son bastante reconocibles gracias a sus trazos redondeados que imitan a los de un rotulador, a la inclinación variable y el espacio desigual entre las letras. Estas particularidades hacen que el público vea a la Comic Sans como una fuente inmadura, infantil, inestable y divertida.

Entonces si no nació como una tipografía… ¿cómo ha llegado a convertirse en una?

Finalmente, cuando la Comic Sans estuvo lista ya era demasiado tarde y no se utilizó para la aplicación. A pesar de ello, se incluyó en el catálogo tipográfico de Windows 95 y se empleó en otros productos de Microsoft. El diseñador explica que esto desencadenó la propagación de la fuente, que estuvo en las manos de los usuarios en el peor lugar y en el peor momento permitiendo que millones de personas tuviesen la posibilidad de elegir una fuente.

Desde entonces, la popular y desenfadada tipografía se ha estado utilizando hasta la saciedad en cualquier ámbito sin importar el nivel de formalidad requerida. Esa es la razón por la que la tipografía despierta todo tipo de fobias y odios, y le salen cientos de detractores cada día.

Comic Sans

A favor y en contra

La Comic Sans también ha sido objeto de análisis y estudio. En internet se puede acceder a reflexiones sobre su uso como las de Enric Jardí que cuestiona ciertos elementos que componen su diseño afirmando que «Realmente, hay razones objetivas para decir que la Comic Sans es una mala letra»; David Kadavy, autor de Design for Hackers compara la Comic Sans con otras tipografías como la Helvetica y la Garamond. Este, apunta que la principal razón por la que la Comic Sans no es una tipografía legible es la falta de uniformidad en la distribución de pesos visuales que dificulta la lectura en el bloque de texto. Por tanto es poco aconsejable para textos largos e impresos.

A favor

A pesar de que es una tipografía con muchos enemigos, hay quienes la defienden. Especialmente por ser una fuente perfecta para disléxicos. En general, las personas que sufren esta anomalía se sienten más cómodas leyendo tipografías que imitan el trazo manual para evitar confusiones en ciertas combinaciones como oa y oo; rn y m. Al parecer la Comic Sans cumple con este requisito.

Y como bien dice el título de este artículo, aquí tienes el El origen de la Comic Sans explicado por su creador en formato animación

Se trata de la pieza de animación creada por Great Big Story y titulada Comic Sans: The Man Behind the World’s Most Contentious Font, en la que es el propio creador Vincent Connare, creador de la tan amada como odiada tipografía, quien explica en primera persona cómo nació la Comic Sans.

Todas estas curiosidades y algunas otras que se descubren en Comic Sans: The Man Behind the World’s Most Contentious Font, te ayudaran a entender mejor a esta tipografía y, quizás, a quererla un poco más.

Conclusión

Aunque Vincent Connare explicó en el 5º Congreso internacional de Tipografía de Valencia el por qué la Comic Sans es tan odiada, tiene claro cual es la clave de su éxito: A la gente le gusta porque no es el tipo de fuente que se utilizaría para escribir una carta seria. Es diferente y divertida. Y cuando se le pregunta por qué utilizarla, responde: porque a veces es mejor que la Times New Roman, por eso.

Si todo lo que has leído hasta ahora no te ha convencido de que Comic Sans es una tipografía bonita, quizás este vídeo termine de convencerte.

¿Qué te ha parecido el artículo?. Házmelo saber en los comentarios que tienes más abajo. Estoy deseando leerte.

Por último, si crees que este artículo puede ser interesante para algún amigo tuyo, te agradecería enormemente que lo compartieras con él y con todo el mundo a través de las Redes Sociales.

Puntúa este artículo:
[Total: 0 - Promedio: 0]

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Jose González Bueno.
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, exportar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad de este sitio. *