Cuando te planteas vivir del Diseño Web

Esta es mi situación: no tengo trabajo y me han dicho que WordPress es sencillo: quiero ser diseñador web

Pues sí, he escuchado esta idea muchísimas veces, sobre todo a mis alumnos de cursos presenciales de informática o concretamente a mis alumnos de diseño web, no voy a negar esta afirmación ni desmotivar a nadie para que no se dedique profesionalmente a realizar páginas web con WordPress.

Lo único que quiero reflejar desde aquí es la idea de que para entrar correctamente en un segmento que no es el tuyo, debes tener conocimiento previo de varias cosas, y en el caso de WordPress no me refiero a que tengas que saber la diferencia entre entradas y páginas o entre categorías y etiquetas, voy un poco más allá… me refiero a que debes tener unos conocimientos mínimos al menos de código HTML, CSS, teoría del color, tipografías…

Tampoco me refiero a que tienes que ser un maestro en HTML 5 y CSS3, me refiero a que al menos debes conocer las etiquetas básicas que construyen vínculos, que insertan imágenes, que crean tablas (o columnas para hacerlas responsive), así como saber qué son los pesos tipográficos y qué colores combinan entre sí o cómo elegir los colores del logo dependiendo de la rama profesional a la que se dedique tu cliente.

Esto que parece ser una obviedad para cualquier profesión (yo no me pongo a colocar ladrillos en una casa sin saber hacer cemento, sin saber que hay ladrillos de interior y de exterior, más gruesos y más finos, etc), en el diseño no es tan obvio. Te pongo un ejemplo: pregunta a alguien que conozcas y que se dedica a hacer webs con WordPress (o pregúntate a ti mismo), que te diga qué son los pesos de las tipografías, seguramente te dirá que no sabe de qué le estás hablando, pero si le dices por ejemplo: la variación negrita, te dirá: ah siiii, está la normal, la negrita la cursiva, el subrayado… En realidad las variaciones o pesos tipográficos serían light, regular, bold, black… y más variaciones dependiendo de la fuente.

Es por estas sutiles cuestiones (algo tan simple como no elegir correctamente el peso tipográfico en un texto), por lo que cuando un experto en Copywriting revisa tu página web, puede saber que no eres un profesional del diseño. Así como una mala elección de los colores en tu web o en el logo de tu cliente hacen saltar las alarmas y demuestran que no tienes nociones sobre composición y maquetación, y lo que puede ser peor aún, tienes mal gusto. Cierto es que el diseño no depende del buen gusto o del mal gusto, el diseño se basa en unas pautas predefinidas de tamaños, colores, composición, peso de los objetos, claims potentes y atractivos y demás principios básicos de diseño… y qué duda cabe, si además tienes buen gusto y eres meticuloso en los detalles, tu trabajo será bueno.

Dicho todo esto, voy a ser el primero que te anime a dedicarte profesionalmente a hacer páginas web con WordPress, y para ello te recomiendo que leas mi post titulado ¿Se puede vivir del diseño?.

Como te he dicho anteriormente, no puedes ponerte a cocinar en un restaurante sin antes conocer los tipos de cocina que hay en tu país o zona, no puedes cocinar ningún plato sin saber la diferencia entre una especia y un potenciador de sabor… aunque quizás seas uno de los pocos genios que mezclan nitrógeno con regaliz rojo recubierto de una fina capa de hojaldre al limón y lo llames vientecitos de ángel y triunfes mundialmente y te hagas millonario de la noche a la mañana. Si eres de ese tipo de gente, te voy a dar otra gran noticia: ¡enhorabuena, no necesitas elegir WordPress como profesión!, invéntate otro plato que en lugar de llevar regaliz rojo lleve regaliz negro y llámalo vientecitos de demonio… Pero no nos engañemos, si tienes un maravilloso don que te hace único, es más que probable que lo hayas descubierto hace ya mucho tiempo y te estés dedicando de lleno a ello profesionalmente. No hay nada que nos guste más que dedicarnos a hacer únicamente lo que nos apasiona, y si además de todo es nuestra profesión y nos pagan por ello, ¿qué más le puedes pedir a la vida?.

Este artículo no habla de estos genios, ellos ya saben a qué se quieren dedicar. Habla de gente corriente como tú y yo, gente a la que le gusta algo y ve que ahora es el momento de intentar hacer una profesión de eso que le gusta.

En todas las ramas de la informática hay mucha injerencia, pero eso no significa que obligatoriamente tenga que ser algo malo, todo lo contrario, enriquece la profesión aportando distintos puntos de vista y distintas formas de hacer procesos. ¿Te imaginas que sería de los ingenieros que fabrican procesadores sin los matemáticos?, imagínate un programador creando un software con fondo negro y letras blancas… necesita a un diseñador que le haga los interfaces y las botones, ¿no crees?.

Por eso mismo yo te animo a que entres en el maravilloso mundo del diseño web con WordPress, eso sí, entra por la puerta grande, prepárate, estudia, lee y sobre todo practica. No seas uno más, intenta ser el mejor en aquello que emprendes, esfuérzate, sacrifícate y cuando menos te lo esperes te llegaran las oportunidades, el éxito, el reconocimiento, las recompensas… y lo mejor de todo… te hará sentir orgullo de ti mismo, te hará sentir que eres bueno en lo que haces, que has adelantado a amigos tuyos que también se dedican a esto o quién sabe, quizás hayas adelantado a tu profesor.

Yo sé que vivimos una etapa dura tanto en lo económico como en los valores empresariales, ya no se busca al mejor en un campo, se busca al que más cosas haga por el menor precio, ¿y sabes por qué?, porque el mejor en un campo cobra… cobra mucho, cobra mucho por ser el mejor, y eso hoy en día no es rentable. Lo rentable es contratar a tres aprendices por el precio de un verdadero experto en una materia. Eso hace que baje la calidad: la calidad de los productos, la calidad de los diseños, la calidad de la empresa… lo que hace que poco a poco y sin darnos cuenta, estemos lanzando al mercado productos de baja calidad (o al menos sin la calidad que se espera).

Por lo tanto y llegados a este punto, te remito al principio del post, no seas uno más, prepárate a fondo, si no sabes hacer algún proceso investiga, lee, pregunta, incluso inventa soluciones. Esa experiencia y ese conocimiento adquirido por ti es el que te hará sobresalir por encima del resto. El conocimiento adquirido por ti mismo es lo que te diferencia, se pude olvidar lo que se ha aprendido en los cursos o lo que te han enseñado otros colegas, pero es imposible que olvides los conocimientos adquiridos por tu propia experiencia, por tu propio esfuerzo…

En resumen, ¿alguien te ha dicho (o tú mismo te has dicho) que WordPress es sencillo y que puedes hacer de él tu profesión?, esfuérzate más que nadie en aprender a manejarlo, prueba cosas, pregúntate cosas, investiga y experimenta, al final todos los conocimientos adquiridos por ti mismo serán las cosas que te hagan destacar y que harán que puedas decir con orgullo: soy un diseñador web con WordPress.

¿Qué te ha parecido el artículo?. Házmelo saber en los comentarios que tienes más abajo. Estoy deseando leerte.

Por último, si crees que este artículo puede ser interesante para algún amigo tuyo, te agradecería enormemente que lo compartieras con él y con todo el mundo a través de las Redes Sociales.

Puntúa este artículo:
[Total: 0 - Promedio: 0]

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Jose González Bueno.
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, exportar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad de este sitio. *