Por qué no todo el mundo es capaz de hacerse su propia página web

Por qué no todo el mundo puede hacerse su propia web

En este artículo vamos a analizar el por que no todo el mundo puede hacerse su propia web. Veremos que se deben tener unos conocimientos técnicos mínimos para que tu proyecto no cante por todos sus poros que ha sido hecho por un aficionado (no te molestes, por aficionado me refiero simplemente a que no eres un profesional de este tema).

Introducción

A lo largo de los años y muchas más veces de lo que me gustaría, me he encontrado a personas que contactan conmigo directamente (también personas referidas por algún alumno o antiguo cliente), por que se han decidido a crear la página web para su negocio. Siempre, y previamente a comenzar a hablar de cosas más técnicas, e incluso de dinero, me gusta tener una reunión con ellos para saber cuáles son sus necesidades y expectativas, tanto personales como profesionales.

por que no todo el mundo puede hacerse su propia web

Reunión previa: el análisis

Como he dicho antes, esta reunión sirve para saber las necesidades y las expectativas (pero sobre todo las necesidades reales) del cliente acerca de tener una página web.

Más de una y más de dos veces, al término de dicha reunión, he logrado convencer al cliente de que realmente no necesita tener una web, su negocio puede funcionar perfectamente con el boca-oreja o utilizando las redes sociales. No todo consiste en ganar dinero.

Tener que decirle a una persona que no necesita una página web no es malo, todo lo contrario, significa que no eres un mercenario y que no todo consiste en ganar dinero. Para mí, dar una buena asesoría (aunque ello implique perder un proyecto), es fundamental, me hace tener la sensación de estar haciendo bien mi trabajo y también de ser honesto con esa persona y con la profesión.

El diseñador también debe tener esa parte empática, ese aspecto humano que le haga conectar con el cliente y transferirle la idea de que no es un dios y que no vive en su Olimpo particular. Que el cliente te vea cercano y confíe en ti es fundamental para el buen desarrollo del proyecto.

Cuando el cliente quiere la página web gratis y que se la hagas tú

Lo que más me llama la atención (y así lo hago saber) es que el cliente me diga que no quiere gastar dinero en su página web o que va a hacérsela él mismo. En esos momentos pienso:

Vamos a ver, si ya tienes decidido que quieres una web gratis o que te la vas a hacer tú mismo, ¿para qué demonios contactas conmigo y me haces perder mi tiempo (y de paso el tuyo)?.

Si ya tienes decidida tu idea, sólo busca información en internet y ponte a ello, no me impliques a mí en tu proyecto.

Pero transcurridos unos segundos se me pasa ese estado de “alteración” y me acuerdo de lo que te he dicho en los párrafos anteriores: esta persona ha contactado conmigo para que yo le asesore. Y aunque ya tenga decidido crear él mismo su página web, voy a darle los consejos necesarios para que, dentro de sus limitaciones, haga el mejor trabajo posible.

Diferenciar entre quien tiene decidido hacer su web él mismo y quien sibilinamente quiere que tú se la hagas gratis

Como bien dice el título de este artículo, no todo el mundo puede hacerse su propia web, y para ilustrar esto, se me vienen a la cabeza dos casos de dos personas que en su momento contactaron conmigo con la intención de que yo les realizara sus proyectos.

Primer caso

En primer lugar una persona, referida por un conocido en común en aquel entonces, que quería una tienda virtual en Prestashop. En la reunión previa yo le dije que Prestashop era una plataforma con una curva de aprendizaje más pronunciada que WordPress, que los temas y los módulos (así se llaman los plugins en Prestashop) eran más caros que en WordPress, que el desembolso económico iba a ser mucho mayor que una tienda creada con WooCommerce.

Sumando el tema, los módulos que sobre la marcha se me antojaban que podía necesitar, el hosting y el dominio, y otra serie de variables, recuerdo haber sumado un presupuesto de varios miles de euros.

La cara que puso fue digna de admiración, no se creía lo que le estaba diciendo, pero delante de él tenía el cuaderno donde habíamos hecho el borrador de sus necesidades, las matemáticas no engañan…

Su respuesta fue la siguiente: ¿sabes qué Jose?, voy a hacer yo la web con Prestashop y si me surge alguna duda entonces ya te llamo y me dices como solucionarlo.

¡Ahora la cara de admiración (o de tonto) fue la mía!. ¿Me estás diciendo que como tu proyecto es caro, vas a intentar hacerlo tú mismo (con el coste de oportunidad que eso supone para mí), y que no contento con eso, si te surge alguna duda o problema, tengo que solucionártelo gratis?.

Yo me tengo por una persona paciente y educada, seguro que si fuera otra persona, en ese mismo momento hubiera dado por terminada la reunión. Pero como te digo, sin alterarme lo más mínimo le dije: ¡no hay problema!, puedes llamarme o escribirme con todas las dudas que tengas, mi precio por asesoría en Prestashop es de 150 euros por pregunta.

Conclusión: de eso hace más de tres años y esta persona ni tiene ni ha tenido nunca su tienda virtual, el coste de oportunidad que ha tenido a lo largo de este tiempo es demasiado grande, imagínate las ventas que ha dejado de realizar por tener una idea preconcebida y no querer invertir en el futuro de su empresa.

Aunque no lo creas, este es el ejemplo de una persona que quería que yo le hiciera su página web gratis. Esa era su idea inicial, aunque en un principio puede parecer que él mismo quería hacer su web y que sólo quería aprovecharse puntualmente de tus conocimientos, en su cabeza estaba desde un principio la idea de que yo le hicieras gratis su web. Me molesta bastante esta actitud, pues si tu idea inicial es esa, dímelo abiertamente y no pierdas tu tiempo ni me lo hagas perder a mí.

Segundo caso

El segundo caso es más cercano en el tiempo, hace unos meses contactó conmigo una persona que ya había hecho la web para su empresa, en este caso había utilizado una plantilla HTML gratuita (hago mención a que es gratuita, para que tengas presente que la inversión hasta el momento es de 0 euros). Como te digo, esa persona se hizo la web ella misma, pero le habían surgido varios problemas de código (sobre todo de HTML y alguno de CSS), además, necesitaba crear un formulario de contacto (en PHP), ya que la plantilla que había utilizado no tenía formulario de contacto, sólo el diseño.

Le pasé un presupuesto de varios cientos de euros, me dijo que le parecía caro, a lo que yo le respondí que lo que ella me pedía, era realmente hacer la web completa (cambia esto, quita lo otro, programa un formulario, crea estilos CSS…). Si lo piensas bien, en realidad esa es la inversión que vas a hacer, has elegido una plantilla gratuita y no tienes los conocimientos necesarios para modificarla.

Conclusión: te toca contratar a un profesional para que haga lo que tú no sabes hacer.

Por que no todo el mundo puede hacerse su propia web

Estos son sólo dos ejemplos de por que no todo el mundo puede hacerse su propia web . Bien es cierto que existen temas o plantillas gratuitas que te ahorrarán dinero y que te crearán un espejismo, haciéndote pensar que instalando esos temas o diseños predefinidos y cambiando algunos textos, ya tienes tu página web hecha.

Puede ser que en algún que otro caso así sea, pero por mi experiencia te digo que hay muchas más cosas aparte del diseño, como puede ser cambiar los colores del tema y adaptarlos a los colores corporativos, añadir o cambiar tipografías, programar formularios o cualquier otra cuestión que vaya surgiendo…

Un proyecto web va más allá de comprar un tema o plantilla e instalarla.

Para crear una página web hay una serie de conocimientos mínimos que se deben tener:

  • Conocimientos de colores (teoría del color).
  • Maquetación básica para saber colocar y presentar los contenidos.
  • Tipografía.
  • Tratamiento de imágenes.
  • UX y UI (experiencia de usuario y experiencia de interfaz).
  • Conocimientos básicos de seguridad.

Como ves, no hace falta ser un experto, pero esos conocimientos básicos son los mínimos que debes tener para no depender de un diseñador o programador para tu proyecto.

Sé sincero contigo mismo: ¿tienes estos conocimientos mínimos?, pues ya sabes lo que te queda, debes contratar los servicios de un profesional del medio.

Conclusión

Profesionalmente no me molesta que nadie se haga por sí mismo su propia página web, todo lo contrario me da alegría saber que hay gente (sobre todo si son conocidos míos), que es capaz de crear y publicar su proyecto sin necesidad de contratar los servicios de un profesional.

Lo que sí me molesta es que haya personas que quieran aprovecharse de mi trabajo presentándome su web para que yo les arregle los problemas que ésta pueda tener, o planteándome dudas para que se las resuelva (dudas que por otro lado, solucionarán problemas importantes de su web).

Incluso no me molesta que me pidas que yo te haga tu página web gratis, me molesta que tú te sientas ofendido cuando te digo que no te la haré gratis, que yo cobro por mi trabajo. ¿Eres tú el ofendido?, ¡el mundo al revés!.

Si vas a un concesionario de coches a comprar un coche con un motor concreto, de un color especial y con unos acabados y prestaciones específicos… ¿no crees que deberás pagar por ello?. No entres al concesionario diciéndoles que te vas a hacer tú mismo el coche y que cuando te surjan problemas les traerás tu proyecto para que te lo arreglen gratuitamente porque te lo estás haciendo tú mismo.

Si quieres un trabajo profesional (con todo lo que ello implica), debes contratar a un profesional para llevarlo a cabo. Esa persona tiene su precio ya sea por proyecto cerrado o por hora de trabajo, pero no des por supuesto que por conocer personalmente a ese profesional o por ir referido por algún amigo en común, tiene que trabajar gratis para ti.

¿Tú trabajarías gratis para alguien?, pues sé coherente, el trabajo profesional se paga.

 

 

¿Qué te ha parecido el artículo?. Házmelo saber en los comentarios que tienes más abajo. Estoy deseando leerte.

Por último, si crees que este artículo puede ser interesante para algún amigo tuyo, te agradecería enormemente que lo compartieras con él y con todo el mundo a través de las Redes Sociales.

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *